▷ Coronavirus (COVID-19) | Kineed.org ® la mejor página. Saltar al contenido
▷ Kinesiología y Fisioterapia | Kineed.org ®

Coronavirus

Preguntas sobre el nuevo Coronavirus

Autor: Gonzalo Alvear , Post original en: https://gruporespiratoriointegramedica.wordpress.com/2020/02/04/preguntas-sobre-el-nuevo-coronavirus/#more-21221

En esta entrada presentamos dos artículos que revisan las principales preguntas existentes, aun sin responder, en cuanto al nuevo coronavirus. Presentamos además el reporte de los primeros casos de transmisión desde casos asintomáticos.

Al momento de esta publicación (jueves 30 de enero 2020), se habían confirmado en China más de 4.500 casos del nuevo coronavirus 2019 y 100 muertes. Alrededor de 50 casos también se habían confirmado en otros países, en Asia, EE.UU. y Europa. 

Los investigadores temen que sea igual a la epidemia del 2002-2003 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), la que apareció al sur de China y mató a 774 personas en 37 países. Ambos virus son miembros de una gran familia de virus, llamados coronavirus, y que también incluye a los virus que causan el resfrío común. 

China ha tomado medidas sin precedentes para tratar de detener el brote — incluyendo una cuarentena a la ciudad de Wuhan y alrededores, restringiendo los viajes hacia y desde esas ciudades. 

En este artículo se revisan las preguntas claves en las que están trabajando los científicos para entender al virus. 

¿Cómo se propaga el virus?

Esta es la pregunta más urgente que rodea al brote. Las autoridades chinas han confirmado que el virus se propaga de persona a persona, después de haber identificado grupos de casos dentro de familias, como también la transmisión desde pacientes a trabajadores de la salud. 

Uno de los aspectos necesarios de saber por los epidemiólogos es el número de personas que un caso infectado puede infectar — R0. Se ha estimado que el R0 de este nuevo coronavirus es de 1,4-2,5. Estas estimaciones son similares al R0 del SARS durante las etapas iniciales del brote del 2002-2003 y del nuevo virus influenza H1N1, que causó la pandemia del 2009, pero mayor al R0 estimado para el coronavirus causante del brote del síndrome respiratorio del Medio Este (MERS).

Pero los investigadores llaman a la precaución en cuanto a las estimaciones del R0, ya que hay muchos aspectos que no sabemos sobre el virus y una gran falta de datos, requisitos necesarios para realizar las estimaciones correctas. Además, el R0 es un dato cambiante, ya que sus estimaciones van variando durante el curso de un brote. 

¿Puede haber contagio desde personas infectadas sin síntomas?

Otra gran pregunta sin respuesta clara aún es si — y en que cuantía — las personas sin síntomas pueden infectar a otros. Un estudio de un grupo familiar en Shenzhen con seis infectados, identificó a un niño infectado con el virus pero asintomático. El problema es que una de las claves que ayudó a controlar al virus SARS fue el hecho que existieron pocos casos de pacientes asintomáticos. 

Se sabe que la definición de la cuantía de la transmisión asintomática es clave para definir el impacto del brote a nivel global.

Hay que tener claro también, que el aumento en el número de casos probablemente refleja también la mayor búsqueda activa con detección de casos, lo que es importante al hablar del “salto” de las infecciones. 

Lo que se necesita saber es cuándo las personas se enferman y no cuándo los casos son reportados, y lo que se está viendo hoy en día es solo esto último.

¿Cuán mortal es el virus?

Las altas tasas de neumonía entre los primeros casos infectados ha preocupado a los investigadores en cuanto a lo pernicioso del virus. Esta preocupación ha bajado un poco, al ir apareciendo casos de enfermedad más leves. Con cerca de 100 muertes en más de 4.500 casos reportados, el virus no parece ser tan mortal como el SARS — que mató a cerca del 10% de las personas infectadas. Pero es aún muy pronto como para poder concluir sobre la severidad de este nuevo brote. 

¿De dónde proviene el virus?

Las autoridades están trabajando en la teoría que el virus se originó en un animal o animales no determinados aún y que se propagó a los humanos desde un mercado de venta de animales, mariscos y pescados de Wuhan, el que está actualmente clausurado. La identificación del animal, fuente del virus, podría ayudar al control de la actual epidemia. 

La secuenciación genética sugiere que el virus de Wuhan está relacionado con los coronavirus que circulan en los murciélagos, aunque otros mamíferos también pueden transmitir este tipo de virus — el SARS probablemente se propagó a los humanos desde las civetas.

El mercado de Wuhan también vendía animales salvajes y, en un estudio controversial, se sugiere que el virus saltó a los humanos desde las serpientes. Aunque otros científicos son escépticos de los resultados de este estudio y dicen que no hay pruebas que apoyen esta afirmación, ya que no se ha evidenciado que este tipo de virus infecte a especies distintas a los mamíferos y aves. 

Existe mucha esperanza en que las pruebas genéticas en animales y en el ambiente aclaren todas estas dudas. 

En todo caso, los expertos dicen que lo más probable es que la fuente del virus sea un mamífero.

¿Qué hemos aprendido de la secuencia genética del virus?

La secuenciación del coronavirus del Wuhan nos puede responder preguntas claves en cuanto a sus orígenes y propagación. Se han secuenciado más de 20 muestras encontradas en pacientes infectados, las que están públicamente disponibles para su estudio. Esto ha permitido el uso de estos datos, con lo que se ha logrado estimar que el virus habría aparecido en noviembre del 2019, aunque se ha dicho que hay que ser cautos en sacar conclusiones, ya que existen aún muy pocos datos disponibles. 

¿Puede desarrollarse alguna droga para tratar al coronavirus?

Hasta hoy, ninguna droga ha mostrado ser efectiva para el tratamiento del SARS ni ninguna otra infección causada por el coronavirus en humanos, como tampoco existe ninguna vacuna para su prevención. Se está actualmente trabajando para encontrar terapias que podrían funcionar al bloquear el receptor sobre las células humanas que utiliza el virus para infectarlas. Una comparación de las secuencias virales de este nuevo virus con el virus del SARS, encontró que ambos se unen probablemente al mismo receptor. Así, se está esperanzado en el desarrollo de tratamientos contra el SARS y adaptarlos para que sean funcionales contra el nuevo virus. 

Las autoridades chinas también están probando si las terapias anti VIH existentes pueden tratar a este nuevo virus. El ritonavir y el liponavir, utilizados en la terapia anti VIH, se están probando en pacientes con neumonía por este coronavirus.

1 mes después que las autoridades de salud de China reportaron los primeros casos de una misteriosa nueva neumonía en la ciudad de Wuhan, el mundo podría estar a las puertas de una nueva pandemia. Al momento de esta publicación (31 de enero 2020), el número de casos confirmados del nuevo coronavirus, llamado 2019-nCoV, se había disparado a más de 4.500, la mayoría de ellos en China, pero también más de 80 casos en otros 17 países y territorios. China ha puesto en cuarentena a más de 35 millones de personas en Wuhan y varias otras ciudades, en un intento desesperado para enlentecer la propagación del virus. Pero como el número de casos sigue en alza, se ha considerado que quizás estas acciones se tomaron muy tarde. 

Incluso expertos epidemiólogos, están atónitos en cuanto a la propagación del virus. Las primeras estimaciones del número de infectados — que en todo caso excede por lejos al número de casos confirmados — se volvieron obsoletas rápidamente. Actualmente, se estima que en sólo Wuhan habrían 43.590 infecciones al 25 de enero, y que el número podría doblarse cada 6 días. Hasta el 28 de enero, varios países habían reportado transmisión entre humanos localmente. 

Pero a pesar de esto, el 2019-nCoV parece ser más leve que su primo, el SARS, el que tuvo una tasa de mortalidad del 10%. Solo 106 muertes se han reportado hasta esta fecha. Pero cientos de personas más están seriamente enfermas y su destino es incierto. Y un sinnúmero de preguntas están en el aire sin respuestas aún. Los científicos no saben con seguridad cuánto dura el periodo de incubación o si las personas infectadas que no tienen síntomas pueden transmitir el virus. 

La propagación explosiva del virus se ha acompañado de una rapidez sin precedentes de investigación científica con el fin de descubrir sus orígenes, encontrar tratamientos y desarrollar vacunas que podrían salvar millones de vidas en el mundo, si este brote se transforma en una pandemia. A continuación presentamos algunas de estas investigaciones. 

¿De dónde proviene el virus?

Casi con certeza de animales, pero cuándo y cómo son un misterio. 

El 23 de enero se reportó que la secuencia del 2019-nCoV era en un 96,2% idéntica a la del coronavirus del murciélago y en un 79,5% idéntico al del coronavirus del SARS. Esto no significa que el 2019-nCoV saltó directamente desde los murciélagos a los humanos. 

Desde un inicio, el mercado de mariscos y pescados de Wuhan — que vende también animales mamíferos — fue considerado la fuente probable del brote, ya que la mayoría de los primeros pacientes lo habían visitado. El 27 de enero, se encontró evidencias del nuevo coronavirus en 33 de 585 muestras ambientales tomadas en el mercado el 01 de enero — el día que fue clausurado — y el 12 de enero. Esto indica que el mercado tuvo un rol en la propagación del virus, pero otros datos sugieren que no fue ese el origen. El primer paciente enfermo conocido, el 01 de diciembre del 2019, no tuvo relación con el mercado. Según un estudio publicado, de los primeros 41 pacientes de Wuhan, 12 no habían tenido relación con el mercado, lo que podría sugerir que el virus ya estaba en circulación de manera silenciosa en los humanos antes que contaminara el mercado, posiblemente al infectar a animales, humanos o ambos. 

Los datos genómicos no pueden determinar con precisión el origen, pero muestran que el salto desde los animales al hombre sucedió recientemente. Un análisis de las primeras 30 secuencias genéticas del virus publicadas, muestra que difieren una de otra en no más de siete nucleótidos (Gráfico) y varios grupos han calculado que el virus comenzó a propagarse a mediados de noviembre, e incluso un grupo sugirió que el origen podría haber ocurrido el 18 de septiembre del 2019. Hoy en día, parece claro que el mercado de mariscos y pescados no es el único origen del virus. 

¿Pueden las drogas actualmente existentes funcionar?

Puede tomar muchos años desarrollar tratamientos diseñados específicamente para el 2019-nCoV, pero los investigadores esperan que drogas que ya existen funcionen. De hecho, ya está en curso un estudio clínico con una combinación de drogas anti-VIH, el lopinavir y el ritonavir. Las dos drogas se dirigen contra la enzima proteasa que usa el VIH para copiarse a sí mismo y podrían también actuar sobre la proteasa del coronavirus. Existe un precedente al ser usadas en el brote del SARS. 

El remdesivir es una droga experimental que interfiere con la enzima polimerasa viral y tiene actividad contra todos los coronavirus existentes hasta ahora, por lo que también debería actuar sobre el 2019-nCoV.

El desarrollo de tratamientos completamente nuevos también ha comenzado, tratando de identificar anticuerpos monoclonales efectivos contra el nuevo coronavirus. El tratamiento ideal contra el 2019-nCoV podría ser la combinación de una droga como el remdesivir, más anticuerpos monoclonales. 

¿Podrán desarrollarse vacunas a tiempo?

Nunca nuevas vacunas para virus emergentes han logrado desarrollarse a tiempo como para tener algún impacto significativo. Pero en el caso del 2019-nCoV, los científicos están tratando. Los esfuerzos comenzaron horas después que los investigadores chinos publicaron por primera vez la secuencia viral hace 3 semanas. 

Una vez que la vacuna desarrollada esté disponible, los investigadores la probarán en animales, buscando luego la aprobación para los estudios fase 1 en humanos. Se ha dicho que el primer estudio clínico en humanos con una nueva vacuna podría comenzar dentro de 3 meses y podría estar lista para pruebas de eficacia a nivel mundial en el verano europeo. Pero, con suerte, para ese tiempo, el brote ya debería estar en descenso.

Desde su identificación, a fines de diciembre del 2019, el número de casos que se han importado desde China a otros países ha ido creciendo y el cuadro epidemiológico está cambiando día a día. 

Un hombre de negocios alemán de 33 años de edad, sano (Paciente 1) se enfermó el 24 de enero del 2020. En la tarde del día siguiente, comenzó a sentirse mejor y volvió a trabajar el 27 de enero.

Antes del inicio de los síntomas, había asistido a reuniones con socios chinos cerca de Múnich, el 20 y 21 de enero del 2020. Uno de los socios, mujer, vivía en Shanghai. Durante su estadía en Alemania, se había sentido bien, sin síntomas ni signos de infección, pero se comenzóa sentir mal durante el viaje en avión de vuelta a su país, donde dio positivo a la prueba del 2019-nCoV el 25 de enero del 2020 (Paciente índice, Figura 1). 

El paciente 1 fue contactado el 27 de enero y se mantenía afebril y bien. No reportó enfermedades previas ni crónicas y no tenía historial de viajes al extranjero en los 14 días previos al día de inicio de los síntomas. Se le realizaron dos aspirados nasofaríngeos y una muestra de esputo, encontrándose todas positivas para 2019-nCoV. 

El 28 de enero, otros tres empleados de la compañía dieron positivos para el virus (Pacientes 2 al 4 en la figura 1). De ellos, solo el paciente 2 tuvo contacto con la paciente índice y los otros dos solo tuvieron contacto con el paciente 1. 

Ninguno de los cuatro casos confirmados tuvieron signos de enfermedad severa. 

Estos casos sugieren que la infección pudo transmitirse durante el periodo de incubación del paciente índice, en la que la enfermedad fue breve e inespecífica. 

El hecho que personas asintomáticas sean fuentes potenciales de infección, podría garantizar un revaloración de la dinámica de transmisión de este brote. Esto genera preocupación sobre la prolongada expulsión del virus después de la recuperación.

Los cuatro pacientes tuvieron enfermedad leve y fueron hospitalizados por motivos de salud pública.

Rol del Kinesiólogo(a) /Fisioterapeuta según WCPT

Rol del Kinesiólogo WCPT

Este documento describe las recomendaciones
para el abordaje en Fisioterapia del paciente
COVID19 en el entorno hospitalario agudo. Incluye
recomendaciones para la planificación y
preparación del personal de Fisioterapia, una
herramienta de cribado para determinar los
requisitos de Fisioterapia, recomendaciones para
la selección de tratamientos de Fisioterapia y los
equipos de protección individual (EPIs).

Recomendaciones SOCHIKIR

Sochikir
  1. Valorar exhaustivamente si el paciente necesita o no una intervención con una técnica o procedimiento respiratorio
  2. Una de las formas más costo-efectivas, sencillas e importantes de prevenir el contagio de un virus es lavarse las manos con agua y jabón antes y después del contacto con el paciente
  3. Los trabajadores de la salud que realizan técnicas respiratorias deben usar una mascarilla
    N95/FFP2 o similar, gafas de acrílico, una bata resistente al agua de manga larga y guantes.
    Si las batas resistentes al agua no están disponibles, se deben usar delantales de plástico de
    un solo uso sobre las batas para evitar la contaminación del cuerpo .
  4. En el caso de utilizar Aerosolterapia preferir inhaladores de dosis medida con aerocámara muy bien ajustada a nebulización
  5. Verificar la correcta instalación de la interfase en VNI y CNAF. En el caso de la VNI preferir circuitos dobles, y en el caso de utilizar un circuito simple el puerto exhalatorio no debe estar en la mascarilla, sino que en el circuito con un filtro entre este portal y la mascarilla.
    Adicionalmente es altamente recomendable el uso de otro filtro a la salida del equipo.Los pacientes deben usar mascarilla al momento de la sesión de kinesiología respiratoria, si es que está disponible.
  6. Después de atender al paciente, las EPI deben ser quitadas y desechadas según las normas
  7. de cada centro de salud. Los trabajadores de la salud deben evitar el contacto con los ojos,
  8. nariz y boca con guantes potencialmente contaminados o con las manos.

¿Las mascarillas sirven?

covid-19 mascarillas

Cursos

Curso de cuidados respiratorios básicos de paciente crítico

Charlas y recomendaciones Soc. Medicina Intensiva

Ruidos respiratorios COVID 19

Guía completa de auscultación pulmonar

Curso de Coronavirus UC

K(ine) OVID-19 , Programa 1. Urgencia y Unidad de Paciente Crítico en hospitales públicos

¡Hola!¡Es genial que hayas llegado con nosotros!

No te vayas aún , quiero que puedas enterarte de los nuevos post antes que todos. Pero, ¿cómo te contacto?.

Tenemos nueva tienda :)Si estás aquí, es por que eres Bakán ...

Te invito a conocer nuestra nueva tienda y ver que productos tenemos para ti, para que seas un maestro JEDI en tu trabajo.